Valores Nutricionales

La calidad de los amparador por la denominación de origen está sujeta a regulación.

Entre las responsabilidades del Consejo Regulador IGP Jijona y Turrón de Alicante está el garantizar la calidad de los productos amparados bajo la denominación de origen:

“Que las materias primas empleadas sean las recogidas en el Reglamento 23/04/96 (BOE), artículo 11, es decir, miel pura de abeja como mínimo en un 10% debiendo ser el porcentaje mínimo de almendras en los turrones amparados del 64% para el Jijona y del 60% para el Alicante así como los métodos empleados de elaboración que deben seguir las pautas fijadas en el Reglamento”.

Los turrones de Jijona y Turrón de Alicante son una mezcla de ingredientes naturales de gran calidad: almendra, azúcares y miel. Son un alimento de gran poder energético, rico en glúcidos, grasas vegetales y proteínas.

El análisis bromatológico de este producto varía dependiendo de la variedad del turrón (Jijona o Alicante), de su composición final y del proceso de elaboración específico y propio de cada fabricante dentro de lo reglamentado. Su poder calórico es también variable. Si nos centramos en los turrones protegidos (Jijona y Alicante) y para la calidad por nosotros elaborada, Calidad Suprema, se observa que:

  • 100 gramos de Jijona, contienen aprox. 560 Kcal.
  • 100 gramos de Alicante, contienen aprox. 540 Kcal.

Según se desprende de su análisis bromatológico, destaca la presencia de grasas vegetales, variando su cantidad en función del tipo y la calidad del producto. Estas grasas son todas procedentes de la almendra. Se trata de una grasa con una composición de ácidos grasos semejantes al del aceite de oliva. El porcentaje de ácidos grasos saturados es sólo del 8%, siendo los monoinsaturados (principalmente oleico) un 74% y los poliinsaturados (linoléico), un 18%. Es muy importante destacar la presencia de éstos ácidos grasos insaturados, especialmente del linoléico por ser esencial en la dieta humana. Otra característica importante de la grasa del turrón, es su ausencia de colesterol.

En cuanto a otros constituyentes, destaca la presencia de azúcares en su mayoría mono o disacáridos. También es importante la presencia de proteínas (13/16%). En la composición de estas proteínas, hay siete de los nueve aminoácidos esenciales para el cuerpo humano. Por último, destacar que el Turrón es rico en vitaminas y sales minerales. Las vitaminas más abundantes, son la A, E y parte del complejo vitamínico B. En cuanto a las sales destaca la presencia de potasio y fósforo en su composición.

Fuente: Consejo Regulador de Jijona y Turrón de Alicante